Educavisión | La oclusión binasal
Centro de terapia visual en Alicante, tratamiento avanzado de estrabismo, ojo vago y problemas de aprendizaje.
terapia visual, alicante, terapia visual alicante, ojo vago, estrabismo, problemas de aprendizaje, dificultad de aprendizaje, ambliopía, terapia visual alicante
17778
post-template-default,single,single-post,postid-17778,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

La oclusión binasal

Educavisión: oclusión

25 Abr La oclusión binasal

Hoy os voy a hablar de esta técnica que se utiliza en el tratamiento de la endotropia.

Este post trata sobre un artículo de John D. Tassinari que llegó a mis manos a través de mi colega y amigo Javier Alonso de Visus en Valladolid, después de leerlo pensé que sería interesante escribir acerca de él.

La idea es sencilla, se colocan unas cintas de material translúcido en la zona nasal de las gafas de tal manera que si el niño tuerce un ojo hacia adentro al poner la oclusión se le obliga a divergir o sacarlo hacia afuera.

La oclusión binasal por sí sola no tiene ningún sentido, es parte de un tratamiento completo de terapia visual en estrabismos y ambliopía. Se utiliza mucho en bebés dónde las opciones de tratamiento están limitadas, según el estudio que nos presentan se obtienen resultados espectaculares en bebés menores de 18 meses con ambliopía donde 9 de cada 10 mejora la AV hasta límites normales, en endotropías 6 de cada 10 y a partir de los 18 meses solo 4 de cada 10 niños mejoran con la oclusión, el resto necesita cirugía. La ventaja de la oclusión binasal es que potencia la consciencia periférica ocluyendo la retina temporal del ojo desviado. Todo esto nos ayuda a deshacer adaptaciones como supresión, CRA etc

Educavisión: oclusión 2

¿Cuándo existe una respuesta positiva a la oclusión binasal? Esto sucede cuando el paciente con la oclusión presenta diplopía, se coloca la mínima anchura de cinta en la que el paciente es capaz de percibir diplopia en posición primaria de mirada. El objetivo es reducir el ángulo de la desviación y que el paciente fije en una zona de su retina más cercana a fóvea, aumentamos la consciencia de la visión periférica que en los pacientes con endotropías habitualmente está reducida. Al colocar esta oclusión forzamos a que el ojo derecho guíe la acción cuando mire a la derecha, ya que el ojo izquierdo está ocluído nasalmente y lo mismo ocurre con el ojo izquierdo cuando mira a la izquierda. De esta manera, obligamos a que los dos ojos trabajen, si no llevara esta oclusión habitualmente se produce fijación cruzada; significa que cuando mira a la derecha, fija con el ojo izquierdo y viceversa.

En casos de ambliopía, cuando encontramos movimientos de cabeza para evitar la fijación con el ojo amblíope, interpretaremos que la oclusión binasal está contraindicada.

Apell y Lowry recomiendan oclusión binasal en niños de 3 a 5 años de edad y lo complementan con la utilización de actividades motoras gruesas y ejercicios de coordinación ojo-mano mientras usan la oclusión.

Existen tratamientos para casos especiales en los que sería interesante probar este método, en el artículo nos cuentan como en casos de espasmos en el punto próximo como el uso de la oclusión binasal nos puede ayudar a realizar un test diagnóstico diferencial. Si probamos los binasales y relaja descartaremos parálisis de los abductores.

Pienso que merece la pena probarlos y observar los cambios que producen en los pacientes. Es otra arma a nuestro alcance para mejorar la visión de adultos y niños.

Nos vemos pronto…

Para ver el artículo completo >>  Descargar

Sin comentarios

Escribe un comentario